El Departamento de Sant Joan incorpora la cirugía menor en los centros de salud de Juan XXIII y Xixona

El Departamento de Salud Alicante-Sant Joan d'Alacant, adscrito a la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública, va a ampliar la cartera de servicios de su área con la implantación, en las próximas semanas, de la cirugía menor en dos centros de atención primaria, Juan XXIII y Xixona.

LCV. Alicante / 14 de febrero de 2018

Precisamente, hace un año que se incorporó también este servicio en el centro de salud de El Campello, por lo que serán siete los centros de salud del área los que cuenten con esta actividad: Pla-Hospital Provincial, Gerona, Mutxamel y Cabo Huertas, que ya realizaban estas técnicas, El Campello, Juan XXIII y Xixona.

Este Departamento se ha fijado como objetivo prioritario potenciar la atención primaria desde un punto de vista transversal, como escalón inicial y fundamental en la atención a los pacientes.

En este sentido, "se pretende ofertar la cirugía menor en todos los centros de atención primaria", que está incluida en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud y de la Comunitat, como ha señalado el director médico de atención primaria, Antonio Gómez.

Por ello, se va a trabajar también en los dos centros de salud restantes, iniciando la formación en el de Santa Faz-Ayuntamiento y, de igual manera, está prevista su inclusión en el centro de salud de Sant Joan de manera conjunta a su ampliación.

La realización de cirugía menor en atención primaria aporta importantes beneficios para la población como son la accesibilidad; la familiaridad con el medio, ya que los pacientes son atendidos por su mismo equipo de profesionales médicos y de enfermería; la adecuación a sus necesidades; la rapidez en la atención y los cuidados integrales y continuos.

En este sentido, se trata de una prestación que "cuenta con una buena aceptación en términos de calidad percibida por el paciente", como ha recordado el doctor Gómez. Asimismo, supone aumentar la capacidad resolutiva de los centros de atención primaria e incide en la mejora de la relación médico-paciente.

Para la realización de estas técnicas quirúrgicas es necesaria la coordinación entre diferentes niveles asistenciales, lo que ha requerido el esfuerzo de los profesionales médicos y de enfermería, los coordinadores de los centros de salud y la dirección de Atención Primaria.

Además, es fundamental la formación de los profesionales, por lo que se ha realizado, en colaboración con el Departamento del General de Alicante, un curso teórico-práctico para profundizar en la capacitación técnica de los profesionales sanitarios de atención primaria que van a realizar estas técnicas.

Por último, se ha llevado a cabo en los centros una adecuación de las dependencias y una dotación instrumental, que consiste en la adquisición de una camilla articulada, lámpara de luz fría, mesa auxiliar, sistema eléctrico para los bisturís, dotación de crioterapia, circuito de abastecimiento de nitrógeno líquido, material quirúrgico para suturas, etc.

Por lo que respecta al personal, durante el acto quirúrgico han de estar presentes, al menos, dos sanitarios, preferiblemente personal médico y de enfermería.

Cabe destacar, asimismo, la "labor fundamental que ejerce el auxiliar de enfermería para un adecuado funcionamiento de esta actividad", como ha subrayado la directora de Enfermería de Atención Primaria, Fabiola Marrades. Este se encarga, entre otras tareas, del manejo del instrumental y de las muestras, para lo cual se ha establecido también un circuito de registro y entrada de las mismas.

La cirugía menor consiste en técnicas quirúrgicas que se realizan sobre la superficie corporal y que, de forma sencilla, pueden solucionar toda una serie de lesiones traumáticas o en la mayoría de los casos de naturaleza benigna y alteraciones del tejido subcutáneo que, de no resolverse a tiempo, podrían causar problemas de salud más graves.

Algunos de los procedimientos que se pueden realizar mediante cirugía menor urgente son la reparación de úlceras cutáneas y el drenaje de abscesos y, de manera programada, las biopsias cutáneas, la extirpación de tumoraciones cutáneas benignas y los quistes epidérmicos, entre otros.

Comparte este contenido: