INECA afima que los Prespuesto del Estado dejan a la provincia de Alicante sin margen para crecer

Los Presupuestos Generales del Estado crecen un 15,5% respecto al año pasado, pero la inversión en la provincia tan sólo aumenta en un 0,14%, unos 260.000 euros El déficit acumulado de los PGE en los últimos once años roza los 2.500 millones de euros Alicante.

LCV. Alicante / 26 de abril de 2018

“El proyecto de Presupuestos Generales del Estado para este año 2018 podría haber sido una fantástica oportunidad para impulsar y fortalecer la economía de la provincia de Alicante, que podría volver a quedarse, de ser aprobados finalmente sin mejoras significativas en su capítulo de inversiones, sin capacidad de crecimiento”.

Así de contundente se ha manifestado el presidente de INECA, Rafael Ballester, tras el análisis del proyecto de PGE 2018 que ha realizado el Instituto. “Una vez más, y ya vamos por el undécimo año consecutivo, los Presupuestos estatales vuelven a dejar en el furgón de cola, en materia de inversiones territorializadas, a la provincia de Alicante. Porque si esta partida de inversiones ha crecido este año un 15,5% en el conjunto del Estado, ese incremento ha supuesto tan sólo un 0,14% más para nuestra provincia, insuficiente para cimentar la recuperación económica”.

El estudio revela que la provincia de Alicante recibirá 178,99 millones de euros para este ejercicio, 260.000 euros más que el año pasado. Para 2018, cada alicantino recibirá 98,6 euros en inversiones cuando la media de residentes en España recibirá por el mismo concepto 214,7 euros. Esto se traduce que Alicante ocupa la posición 49 de 52 provincias (contabilizando las ciudades autónomas) en asignación de inversiones territorializadas procedentes del Estado, idéntica situación a la del año pasado. Este diferencial es el más grande desde 2010, aunque las diferencias mayores se produjeron en 2009 cuando los alicantinos recibieron 281,28 euros y el resto 529,18 euros de media.

Esta situación ya crónica, unida a la necesidad de mejorar la financiación procedente de la Generalitat Valenciana, refleja claramente una situación que en INECA hemos venido calificando como infrafinanciación al cuadrado, que se remonta más de una década.

El autor del informe y director de Estudios de INECA, Francisco Llopis, ha explicado que “este insuficiente reparto de las inversiones hacia Alicante, suma un año más en el que el porcentaje recibido se aleja de los valores relativos de la provincia, de hecho, nunca se ha recibido una cantidad que estuviera en consonancia con el nivel de población. El déficit acumulado de los últimos once años de los PGE se acercaría atendiendo al criterio de población a los 2.500 millones de euros, unos 1.283 euros por habitante”. Esta situación se repite año tras año. En los últimos 11 años, los alicantinos han recibido en inversiones territorializadas un importe claramente inferior a la media nacional.

España 315,82, Alicante 199,13

A juicio del presidente de INECA, “con esta previsión presupuestaria por parte del Estado en materia de inversiones, la provincia de Alicante no tiene margen para seguir creciendo de forma sostenible y solvente. Es necesario un mayor esfuerzo inversor, y un mayor grado de ejecución de las previsiones presupuestarias. En este sentido, en INECA venimos considerando que los Presupuestos Generales del Estado deberían servir de herramienta para corregir desigualdades entre territorios, y podrían haber sido aprovechados para contribuir a mejorar los indicadores de renta per cápita de los alicantinos, que pasa por ser la más baja de la Comunitat Valenciana, estando también por debajo de la media española.

El máximo responsable del Instituto ha agregado que “ciertamente, el esfuerzo realizado en materia social, con el incremento de las pensiones mínimas y los salarios de los funcionarios, debería traducirse en una mejora de la capacidad adquisitiva de un segmento importante de la población, aunque los presupuestos no traducen su incidencia real en nuestra provincia. Pero ese esfuerzo en materia social no es incompatible con el trato equitativo en materia de inversiones, cuando seguimos teniendo carencias estructurales cuya solución contribuiría notablemente a mejorar la economía provincial y la calidad de vida de los ciudadanos”.

El presidente de INECA ha insistido, finalmente, en que “la infrafinanciación inversora condiciona directamente nuestra competitividad y compromete nuestra recuperación económica. El anteproyecto de PGE para 2018 confirma un problema ya crónico de desequilibrio en materia de inversiones, que dificulta de manera notable nuestras opciones de prosperidad como territorio”.

"En INECA creemos que la provincia de Alicante no podrá salir de sus indicadores de crisis mientras tenga las mismas inversiones que en época de crisis. En esta línea, el equipo de estudios y proyectos del Instituto va a compilar una relación de las principales inversiones pendientes, poniendo de manifiesto su rendimiento en términos de rentabilidad social y económica".

Proyectos en ejecución dilatados

El análisis del proyecto de los PGE 2018 realizado en INECA revela además que se está produciendo un retraso en las ejecuciones de los anteriores presupuestos estatales. Este aplazamiento de las inversiones anunciadas previamente se produce al comprobar que, en algunos casos, las cantidades asignadas inicialmente para 2017 se han trasladado a 2018 porque no han sido ejecutadas, lo que provoca que se desplace la inversión de un año a otro, en el mejor de los casos. En ocasiones, al trasladar la inversión de un año a otro, se ha perdido además capacidad presupuestaria.

En esta cuestión, Llopis ha explicado que las inversiones presupuestadas de los PGE 2017 para el año 2018 del área de Estado, Organismos Autónomos y resto de Entidades del sector público administrativo con presupuesto de gastos limitativo ascendían a 74,62 millones de euros, en cambio en los PGE 2018 para el mismo año, las inversiones previstas ascienden a 69,71 millones. Un saldo negativo de 13,26 millones. Y esta reducción no se produce porque se hayan finalizado los proyectos, ya que un análisis detallado de los mismos permite comprobar que en varios proyectos plurianuales se ha reducido en concreto las cantidades previstas para el 2018 en 26,03 millones de euros, es decir, para una serie de
proyectos concretos la inversión se ha reducido un 35%.

Comparte este contenido: