CCOO cifra el seguimiento de la huelga de limpieza de centros públicos entre el 80% y el 100%

Este lunes 18 de febrero se inició la huelga de las trabajadoras de limpieza de diferentes centros públicos (entre ellos 85 institutos de enseñanza secundaria de las tres provincias pertenecientes a la Conselleria de Educación, Subdelegación de Gobierno, Tesorería de la Seguridad Social, INSS, Centro Penitenciario de Piccasent, Ayuntamiento de Mutxamel entre otros) por el impago de salarios por parte las empresas de Limpieza Raspeig y Netalia.

LCV. Alicante / 19 de febrero de 2019

"A pesar de las presiones y amenazas, y un alto numero de servicios mínimos, el seguimiento de la huelga esta siendo un éxito, en la gran mayoría de centros más del 90%", asegura Pedro Medina, Responsable de Limpieza de CCOO de Construcción y Servicios PV

Las trabajadoras reclaman a la Administración la rescisión del contrato por incumplimiento de los compromisos con las trabajadoras, y el veto de Raspeig y Netalia en próximas licitaciones, ya que estos episodios de impagos se vienen repitiendo en todas las adjudicaciones que tienen estas empresas a lo largo de los últimos 5 años.

"Como estas empresas tienen adjudicados multitud de centros, algunos agrupan desde 3 hasta 9 trabajadoras, pero en muchos otros, a pesar de ser parte de un gran lote, no hay empleada más que una limpiadora, y en esos los servicios mínimos afectan bastante" afirman. El seguimiento promedio de las 500 trabajadoras llamadas a secundar en la Comunidad Valenciana la huelga supera el 80%.

Medina asegura, que la lucha continua, ya que el objetivo a parte de que las trabajadoras cobren lo que se les debe, es que la Administración que sea participe, mediadora del conflicto en primera persona y rescinda el contrato actual. Además, de tomar conciencia de que la adjudicación solo tomando el precio, con empresas a la baja, acarrea estos conflictos.

"Nadie trabaja sin cobrar, estas empresas no pagan en los plazos conforme al convenio de aplicación que es el de Limpieza. Tenemos cada vez más dificultades para hacer frente a pagos y llegar a final de mes o atender las necesidades cotidianas de nuestras familias" denuncian.

"La gran mayoría tenemos jornadas parciales, con salarios medios de 600 euros al mes pero, las deudas, en muchos casos ascienden a más de 2.000 euros. Lo más duro, es la incertidumbre de no saber si por trabajar todos los días, se cobrará a final de mes, por lo que ya no creemos en las palabras a medias, reivindicamos soluciones permanentes a la Administración, que es quien adjudica a este tipo de empresas".

Por estos motivos, aunque la huelga sigue, las concentraciones se reanudarán el próximo jueves 21 de febrero frente al Palau de la Generalitat, día en que está prevista una reunión con el director del Gabinete del President de la Generalitat, Arcadi España, para encontrar soluciones definitivas al conflicto.

Comparte este contenido: