Detenida una pareja de ladrones que robaba a los viajeros en el Aeropuerto Alicante-Elche

Agentes destinados en el Puesto Fronterizo del Aeropuerto de Alicante-Elche han detenido dos hombres de nacionalidad cubana que presuntamente hurtaron las pertenencias de los viajeros.

LCV. Alicante / 19 de febrero de 2019

La intervención tuvo lugar cuando agentes del Grupo de Investigación del Puesto Fronterizo del aeropuerto de Alicante Elche, participaban en un dispositivo destinado a la erradicación de los hurtos en el Aeropuerto y sus proximidades.

Durante el operativo, los agentes observaron un vehículo mal estacionado y a bordo del mismo un varón cuya actitud, nerviosa y vigilante, levantó sus sospechas.

Tras obtener datos del vehículo, al mismo le figuraban dos señalamientos como vehículo implicado en otros hechos delictivos, por lo que solicitaron apoyo de otros efectivos policiales y de seguridad privada del Aeropuerto, cuerpo que colabora con ellos de manera muy estrecha.

Mientras llegaban más efectivos, los agentes comenzaron una vigilancia discreta sobre el sospechoso, observando cómo minutos después se aproximaba al coche corriendo un segundo varón portando en las manos un bolso de mujer.

Desconfiando de la procedencia del bolso, los agentes junto a una pareja de vigilantes de seguridad privada que había acudido en apoyo, procedieron a la identificación de los dos varones.

Nada más acercarse a ellos, uno de los arrestados quiso darse a la fuga, si bien puedo ser retenido por los agentes y los efectivos de seguridad que consiguieron su reducción pese a la violencia que ejerció para evitar ser detenido.

Gracias a la intervención realizada, se consiguió recuperar el bolso sustraído con efectos importantes y de gran valor como documentación personal de las víctimas, dos teléfonos de alta gama y 900 libras esterlinas.

Finalmente se realizaron gestiones para localizar a sus propietarios y una vez se entrevistaron con ellos, éstos manifestaron no haberse percatado de la maniobra de sustracción del bolso, contando a los agentes que las dos personas que habían arrestado se les habían aproximado instantes antes y les habían estado entreteniendo, percatándose tras su marcha que les faltaba el bolso recuperado por los agentes.

Por todo ello se procedió al arresto de los implicados acusándolos de los delitos de hurto, asociación ilícita, infracción a la ley de extranjería y atentado contra agente de la autoridad, infracciones todas ellas por las que fueron puestos a disposición del Juzgado de de Elche en funciones de Guardia.

Punto negro de droga

Por otro lado, la Policía Nacional han detenido en Alicante a dos personas y han desarticulado un punto negro de venta de drogas al menudeo que estaba ubicado en un piso en el conocido barrio de San Blas de esta localidad.

El trasiego de personas que presuntamente accedían al domicilio para comprar sustancias estupefacientes dio la voz de alarma en el vecindario.

La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo I de Investigación de la Comisaría de Distrito Norte de Alicante, que desde hace unas semanas estableció un dispositivo de vigilancia en torno al inmueble. Los agentes pronto pudieron comprobar cómo las quejas vecinales tenían su razón de ser. La afluencia de personas consumidoras de sustancias estupefacientes era constante. Estos tocaban el telefonillo, accedían al domicilio para después en un corto espacio de tiempo salir por donde habían entrado.

Los agentes determinaron que era una mujer de unos 40 años la que presuntamente realizaba la venta de las sustancias, no solo en su domicilio, sino que fruto de sus vigilancias pudieron comprobar como en ocasiones se desplazaba a un parque cercano a su casa para suministrar la droga a los clientes. En otras ocasiones la investigada se desplazaba con su vehículo a diversos puntos de la ciudad para continuar con la distribución de sustancias.

Como finalización del dispositivo de investigación, los agentes de la Comisaría de Distrito Norte realizaron un registro en la vivienda donde incautaron una importante cantidad de sustancia estupefaciente, unos 500 gramos de “Speed”, 500 gramos de hachís y 30 gramos de cocaína, además de dos basculas de precisión, diversos útiles para el manejo y comercialización de estas sustancias y una pistola “TASER”.

En el registro los investigadores también intervinieron gran cantidad de sustancias anabolizantes, más de 50 cajas de diferentes sustancias que presuntamente se suministraban de forma ilegal.

El detenido que ejercía labores de seguridad y vigilancia fue puesto en libertad tras ser oído en declaración, la detenida fue acusada de un delito contra la salud pública y puesta a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Alicante que decretó su ingreso en prisión.

 

 

 

 

Comparte este contenido: