La Generalitat delimita las 51 zonas con alquileres abusivos y los precios de referencia sujetos a bonificaciones fiscales

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha presidido la constitución del Observatorio del Hábitat y la Segregación Urbana que tiene como objetivos "diagnosticar y realizar un seguimiento de la situación habitacional y de los recursos públicos y privados para elaborar un sistema de indicadores sobre la vivienda". Además, se crea como instrumento que "facilite la participación y coelaboración de conocimiento en materia de vivienda".

LCV. Valencia / 14 de febrero de 2019

A la constitución de este órgano, cuya creación está contemplada en la Ley por la Función Social de la Vivienda, también han asistido el secretario autonómico de Vivienda, Josep Lluís Ferrando, el director general de Vivienda, Rafael Briet y la directora del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE), Begoña Serrano, así como representantes de los principales agentes del sector, las organizaciones administrativas, sociales, empresariales y profesionales.

Entre los puntos más destacados que se han tratado en esta primera sesión de trabajo, figuran la consideración de la propuesta realizada por la Generalitat para la creación del Índice de Precios de Referencia del Alquiler, un mecanismo que ha articulado la conselleria como "prevención ante la burbuja del alquiler".

De esta manera, se han delimitado las 51 zonas de mercado tensionado así como los precios máximos de referencia que estarán sujetos a las bonificaciones fiscales impulsadas por la Generalitat. Así, aquellos propietarios que tengan sus viviendas en estas zonas y se acojan a los precios marcados podrán deducirse hasta un 5% del tramo autonómico del IRPF, con un máximo de 3.000 euros anuales.

Con esta medida, según ha explicado la consellera, se pretende "incentivar la utilización del Índice de Precios de Referencia con el fin de evitar subidas abusivas de los alquileres y mejorar las condiciones de acceso a la vivienda de alquiler en zonas que tienen un mercado tensionado".

"El objetivo de la Generalitat es evitar una posible burbuja del alquiler, debemos poner en marcha mecanismos que garanticen el acceso de los ciudadanos a los alquileres", ha indicado.

Además, el objetivo final de la Generalitat es que este índice "pueda tener un carácter obligatorio para poder limitar los incrementos abusivos de los precios de alquiler".

Sin embargo, esta medida depende del Ministerio de Fomento, ya que, debe realizar las modificaciones legislativas correspondientes para hacer vinculante este índice. Desde la Conselleria ya han solicitado en diversas ocasiones que la Gobierno central actúe al respecto.

51 zonas tensionadas

De esta manera, se han delimitado 51 zonas tensionadas en toda la Comunidad donde el precio del alquiler ha aumentado más de un 20% en los últimos tres años. La zona del área metropolitana de València es la que tiene un mercado del alquiler más tensionado, pero también destacan otras zonas como Alicante, Torrevieja, Dénia, Moncada o Gandia.

Por otra parte, después de analizar la horquilla de precios entre los que oscila el alquiler en cada zona tensionada, se ha establecido un precio medio que será el precio de referencia máximo al que se podrán acoger los propietarios de vivienda para obtener los beneficios fiscales. Ahora la Conselleria elaborará la resolución que hará efectiva este índice.

Como ejemplo, hay que destacar que en el barrio Ruzafa de València el precio de referencia del metro cuadrado será de 6,58 euros por metro cuadrado para una vivienda de 70 años y 100 metros cuadrados, es decir, 658 euros por el alquiler.

Visor accesible a la ciudadanía

El estudio realizado por la Generalitat para elaborar el Índice de Precios de Referencia de Alquiler se puede consultar a través del visor desarrollado por el Instituto Cartográfico Valenciano (ICV), www.visor.gva.es.

Según ha explicado Salvador, "toda la ciudadanía y también los propietarios y propietarias de vivienda que quieran alquilar pueden acceder a este visor y ver si se encuentran en una zona tensionada o cuáles son los precios de referencia". "Esta herramienta aporta transparencia al mercado y a la política de vivienda", ha indicado.

La Generalitat ha analizado más de 220.000 datos objetivos del Registro de Fianzas de la Comunitat Valenciana así como los ficheros catastrales y datos geolocalizados que han permitido tener más de 50.000 precios de alquileres de viviendas en la Comunitat Valenciana.

La aplicación creada permite tener los datos georeferenciados lo que sitúa a la Comunitat como autonomía "pionera en tener un índice de estas características inspirado en el modelo que experiencias exitosas como Francia o Alemania".

Comparte este contenido: