La Policía detiene a cuatro personas en Altea y desmantela dos cultivos de marihuana en dos chalets

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Altea a cuatro personas de nacionalidad lituana desarticulando una organización dedicada al cultivo “indoor” de marihuana. Los arrestados mantenían presuntamente dos importantes plantaciones de marihuana en los bajos de dos chalets ubicados en el término municipal de Altea.

LCV. Altea / 16 de marzo de 2019

La investigación ha sido desarrollada por agentes del Grupo I de la Brigada de Policía Judicial de Benidorm. Tuvo su comienzo debido a las quejas vecinales que alertaron a la policía sobre las presuntas actividades ilícitas que pudieran estar llevando a cabo un grupo de individuos de origen extranjero que residían en dos chalets de la zona.

Los investigadores pronto centraron los domicilios, en torno a los cuales se establecieron diversos dispositivos de vigilancia discreta, que determinaron la veracidad de la información facilitada.

Ambos chalets se trataban de construcciones de dos plantas con un gran sótano que tenían varios aparatos de aire acondicionado con los tubos orientados hacia ese sótano y que estaban en funcionamiento todo el día. En el ambiente se percibía un fuerte olor a marihuana y alrededor de la vivienda se escuchaba el sonido peculiar de un extractor.

Estos hechos, junto con las vigilancias realizadas por los agentes de la Comisaría de Policía Nacional de Benidorm, confirmaron a los investigadores la existencia de dos grandes plantaciones de marihuana en el interior de dichas viviendas.

Identificados los moradores de las viviendas se desarrolló un dispositivo que dio lugar a la detención de las cuatro personas que formaban la organización de cultivo y distribución de la marihuana. Una vez detenidos, se realizaron dos registros domiciliarios en los que se intervinieron más de 700 plantas de marihuana, alrededor de cuatro kilos y medio de cogollos de marihuana, cuatro balanzas de precisión, 1.200 euros y libretas con diferentes anotaciones.

De igual manera, los investigadores pudieron comprobar que ambas viviendas se encontraban conectadas a la red de fluido eléctrico de manera fraudulenta.

Los detenidos, acusados de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benidorm.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte este contenido: